El Secretario General de la Asociación Bancaria – Seccional La Plata, Federico Bach analizó las problemáticas de los trabajadores del sector y denunció el vaciamiento de las entidades públicas.

El referente de los trabajadores bancarios denunció que desde que asumió María Eugenia Vidal a la gobernación   y Juan Curuchet como presidente del Banco Provincia, «se empezó a plantear el cierre de sucursales por falta de rentabilidad», que se frenó gracias al reclamo en las calles.

Desde el gremio denuncian el intento de privatización de la gerencia general, además del vaciamiento de la banca pública, «se fueron jubilando cerca de 300 compañeros en la provincia de Buenos Aires y no fueron reemplazados», y eso genera por un lado no se cubran las vacantes y por otro se perjudica la atención al público.

Bach aseguró que el  70% de la capacidad prestable del Banco Provincia está colocado en Lebacs, «la rentabilidad del banco está sostenida en la timba financiera» denunció y agregó que eso debería estar puesto en industria y la generación de empleo. «Dejaron de existir en el Banco Provincia las líneas que tenían subsidios de tasas del gobierno para llegar a un crédito barato», sostuvo y finalizó «hay un montón de variantes que se dejaron de usar, en pos de la colocación de la plata fácil».