Policías jubilados y retirados se acercaron al Ministerio a realizar un reclamo y fueron detenidos arbitrariamente.

Un grupo de policías retirados y jubilados de la provincia de Buenos Aires se acercó este lunes a reclamar al Ministerio de Seguridad por descuentos en los haberes de mayo y junio y fueron detenidos “de manera arbitraria”, por orden del ministro de Seguridad Cristian Ritondo y del comisario inspector Perea, denunció el ex efectivo Oscar Alvarenga.

En diálogo con este medio, Alvarenga señaló que “estábamos sobre la vereda del ministerio hablándole a Ritondo y como estaban sentados dos ex efectivos sentados en el cordón los detuvieron por orden del comisario inspector Perea”. Según amplió, estuvieron detenidos de manera ilegal por más de cuatro horas en un calabozo.

“No es un delito para meterlos en el calabozo. La detención debe ser en un despacho. Ritondo ordenó reprimir esta situación porque no hubo diálogo. Fue abuso de autoridad”, agregó, y contó que cuando se acercaron a la Comisaría 1º de La Plata a realizar la denuncia, Perea le ordenó a sus subordinados “no tomar la denuncia”. “Somos cincos testigos. Mañana vamos a ir a la fiscalía a denunciar esta situación”, añadió Alvarenga.

Según contó el también referente del Círculo Social de Profesionales de Seguridad, el Ministerio no liquidó en los haberes un aumento salarial dispuesto por la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones en marzo de 2019, que tendría que haberse incorporado al salario de abril abonado en mayo.

“Vamos a hacer una auditoría general. Dijeron que ‘se habían confundido’, pero el aumento no se hizo retroactivo”, finalizó Alvarenga.