Desde la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de la provincia de Buenos Aires salieron a reclamarle a la gobernadora María Eugenia Vidal que reabra las paritarias del sector y que se otorgue un incremento salarial acorde a la inflación en curso.

En conferencia de prensa, Oscar De Isasi, secretario General del sindicato que nuclea a los trabajadores estatales de la provincia, pidió una pauta salarial «no menor al 20%», ya que en el primer semestre del 2018 el Índice de Precios del Consumidor (IPC) se incrementó en un 16%.

«Sin ningún lugar a dudas la política salarial de la provincia ha fracasado. Las decisiones pretenden que perdamos poder adquisitivo. Rechazamos el 15% en cuotas en abril porque nos condenaba a salarios miserables», contó De Isasi.

Además, destacó que «el salario que algunos sindicatos arreglaron fue superado por la inflación porque el costo de vida subió un 16%».

Y finalizó: «Vidal asumió un compromiso en base a la ley 10.430 pero se dilata. La reapertura de la paritaria no puede ser menor al 20% teniendo en cuenta que la inflación anual va a ser del 30».