OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Personal que cumple tareas de custodia en edificios públicos de la provincia de Buenos Aires y que en general pertenecen al Servicio Penitenciario, se encuentra en estado de alerta ante la posibilidad de traslados masivos a las unidades penitenciarias.

Los trabajadores, que en muchos casos llevan años cumpliendo tarea de custodia edilicia, advirtieron además que algunas de las áreas afectadas, como Derechos Humanos, Tribunales, Alcaidías y el Palacio de Justicia, entre otros, podrían perder de forma definitiva sus puestos fijos de vigilancia.

Pero además los empleados son víctimas por partida doble.  Primero porque el Estado no regularizó su situación a pesar de que hace años que no cumplen funciones en el SPB, y ahora por la decisión arbitraria de María Eugenia Vidal de trasladarlos de forma masiva.

Vale recordar que este sector además no esta sindicalizado, ya que la ley impide al personal de las fuerzas de seguridad cualquier tipo de agremiación y/o reclamo colectivo, por lo que los empleados se encuentran completamente desprotegidos.

Según se supo un buen número de oficiales pasará a retiro ya que la mayoría de ellos están en edad avanzada, pero otros serán cesanteados y se perderían las fuentes laborales.