Las noticias sobre violencia animal no humana hacia las personas son cada vez más populares. Ante esto, Angel Méndez se pregunta: “¿quién muerde? ¿el perro o un Estado ausente?”

De esta manera, el proteccionista realiza un desglose de una cadena de abandonos que provocan esta violencia en los animales, quienes se encuentran abandonados por un Estado ausente.

  1. El Estado que no fomenta la educación, no fomenta las buenas prácticas con respecto a nuestros animales. La ausencia implica la falta de asesoría a la población en su cuidado, en todo lo necesario para un animal.
  2. Es imprescindible el acceso gratuito a la salud de todos los animales. En principio, también algo que parece insignificante es cambiar los nombres de ‘zoonosis’ por ‘centros de salud animal’, con acceso libre y gratuito para todas las personas
  3. Campañas en los medios serias y no esporádicas; que no tengan que ver con hechos momentáneas sino que se realicen periódicamente y a largo plazo.
  4. Leyes razonables y con el respaldo estatal correspondiente. Cuando se redacta una ley hay que pensar en la población. En Chile, hace muy poco se promulgo una ley de tenencia responsable pero que trajo varios dolores de cabeza y varios miles de abandonos de animales. Sucede que en uno de sus puntos se obliga a que cada familia le ponga un chip al animal con un costo que no se pensó cuando se formuló esta ley y tuvo un efecto contrario: muchas familias, ante la imposibilidad de afrontar el costo, abandonaron a los animales.
  5. Debe haber una financiación a las Organizaciones No Gubernamentales que trabajan en el rescate y tránsito de animales con organismos públicos; facultades de veterinarias que verdaderamente sean evaluados los refugios y así haya regulación para velar por los animales.
  6. Censo real. Estamos muy cerco del censo nacional, ¿Por qué no agregar preguntas que tengan que ver con los animales y así saber cuántos hay? Es necesario saber para afrontar políticas públicas
  7. Campañas serias, sistemáticas y perdurables de castración en los centros de salud animal, que debería haber por lo menos uno por municipios. Ahora sí ¿este gasto es solo local? No. La salud es responsabilidad de provincia y también de nación: sin fondos no se puede hacer nada.

Para todos los que dicen que estos fondos son un gasto, recuerden todo el gasto que genera la atención sanitaria para decenas de personas que son mordidas por animales. Pensemos inteligentemente, ya que supuestamente somos animales inteligentes. Todos estos eslabones se encadenan antes de que en animal te muerda, ya que fue abandonado en cada uno de los puntos.

El Estado no puede estar ausente, cuando es así, hay un perro mordido también y todos somos responsables, no ese perro.