Luego de que casi colisionaran dos aviones, los técnicos de seguridad en aeropuertos cuestionaron “el colapso del espacio aéreo” que producen las empresas low cost.

La Atepsa (Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación) denunció públicamente “el colapso del espacio aéreo” que produce la desatención de medidas de seguridad por parte de las empresas low cost y respaldaron a la controladora aeroportuaria que tuvo un entredicho con uno de los pilotos.

El gremio de controladores aeroportuarios se refirió al episodio sucedido este domingo, en el que un avión de Avianca estuvo a 150 metros de colisionar con uno de Austral en el límite entre la provincia de Buenos Aires y la de Entre Ríos. En esa línea, manifestaron su apoyo y solidaridad con la controladora de tránsito aéreo del aeropuerto de Ezeiza y sostuvieron que “la demanda superó sostenidamente la capacidad técnica y humana para soportar el incremento de tránsito”.

Asimismo, destacaron que “no funcionaron las medidas de regulación que debieron haberse adoptado y de las que los controladores no somos responsables. El espacio aéreo volvió a colapsar”.

En paralelo, pidieron cautela con las estadísticas que se festejan sobre el mercado de navegación aérea y señalaron que “deben ser analizadas de manera responsable y honesta porque somos el lado B de la Revolución de los Aviones: lo que se oculta, lo que se degrada, lo que es esencial pero invisible a los ojos del pasajero, entonces que espere, que se demore”.

“Pedimos procedimientos y nos dan sumarios, nuestras herramientas de trabajo no son seguras ni confiables, la urgencia de los negocios lleva a prescindir del necesario análisis de riesgo, lo provisorio se vuelve eterno y se penaliza el error humano”, continuaron.

Por último, reprocharon que “lejos de invertir en las herramientas y condiciones necesarias para la segura y ordenada ‘separación de los aviones’, la política de relaciones laborales se basa en la separación y el enfrentamiento entre los trabajadores, entre distintos controles, entre distintos gremios, entre distintas espacialidades, instalando el concepto low cost en materia de seguridad de las operaciones aéreas. Habrá consecuencias. Hay responsables”.