El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna apura su candidatura a la presidencia y desembarca en territorio bonaerense.

Recordemos que, en los últimos días, el economista terminó de cerrar el armado de su comando bonaerense, una selección de «históricos» dirigentes peronistas que ya trabajan para instalar su figura.

El séquito bonaerense que lo respalda está compuesto por el ex presidente interino Eduardo Camaño, el ex legislador provincial Juan José Amondarain, el diputado randazzista Eduardo «Bali» Bucca y el ahora ex jefe de Gabinete del municipio de La Matanza, Alejandro «Topo» Rodríguez.

Además, del ex funcionario bonaerense Fernando Rozas, quien trabajó durante varios años con Francisco De Narváez; Rodolfo Gil, ex embajador argentino ante la OEA; la ex diputada provincial Valeria Amendolara, y Florencia Casamiquela, compañera de fórmula de Florencio Randazzo en las elecciones legislativas de 2017.

En ese escenario, Gil y «Topo» Rodríguez serán los hombres clave de Lavagna en la Provincia, dado que el primero participa en el día a día del ex ministro, por lo que será su «delegado» bonaerense.

Mientras que el segundo, renunció en buenos términos a su cargo en La Matanza, donde trabajaba codo a codo con la intendenta Verónica Magario. «Conozco a Lavagna hace ya mucho tiempo. Doce años atrás lo acompañé siendo uno de los coordinadores de su campaña presidencial y siempre le dije que si en el futuro él asumía un desafío similar yo lo volvería a acompañar», expresó a la hora de argumentar su decisión.

Según trascendió, Camaño y Amondarain, estaran aportando sus contactos con sectores del peronismo no kirchnerista de la provincia, que en el último tiempo comenzaron a alejarse de Sergio Massa.

El ex presidente interino trabaja muy cerca de Miguel Ángel Pichetto (otro de los «presidenciables» de Alternativa Federal), y sería el encargado del armado en la Tercera sección electoral. En la Cuarta sección, en tanto, trabajo otro ex dirigente del Frente Renovador, el ex intendente de Genera Villegas, Gilberto Alegre.

Por último, Bucca es el posible nexo con Marcelo Tinelli, con quien mantiene una amistad y comparte un origen común: Bolívar. Y posibilida la llegada a muchos de los intendentes del peronismo que en 2017 abandonaron a Cristina Kirchner para sumarse a la aventura electoral de Randazzo, la mayoría de los cuales, no obstante, volvió al redil K.