Más de 150 animales no humanos fueron trasladados desde la República de los Niños al Santuario reconocido por la región, en Mar del Plata.

Durante este verano, la Municipalidad de La Plata hizo efectivo el traslado de más de 150 animales no humanos de la granja de la República de los Niños hacia el santuario que continúa funcionando como guardería canina, “Vete a Casa”, ubicado en Punta Lara.

Ante esto, Gabriel Ángel Méndez entrevistó a uno de los trabajadores del lugar, “cuidamos, protegemos y rescatamos animales para darles la mejor vida que podemos y así, devolverles lo que les corresponde por el simple hecho de vivir: que vivan en contacto con la naturaleza”, sostuvo Diego.

“Vete a Casa” funciona hace diez años. Al inicio arrancó como una guardería canina “hoy lo sigue siendo” pero luego comenzaron a recibir más animales, “el primero fue un chanchito. Hoy contamos con más de 200 animales que viven libremente en este campo donde pueden correr, disfrutar, ser cuidados, tener alimento a tan solo cuarenta minutos del centro platense”.

En relación al rol del estado, Diego celebró la medida del traslado de los animales de la Granja, sin embargo reprochó que otras medidas importantes “como son la concientización y educación no están, no se les da la importancia que se debería y es la base”.

En este sentido, Diego remarcó que “el cambio general depende de la gente, de todos. Los animales son seres que están para vivir con nosotros. Ellos tienen derechos, sienten, quieren vivir y ser felices. Mientras no cambiemos el pensamiento y no haya conciencia es difícil que eso cambie”.