subsidio luz
El Gobierno bonaerense avanzó en las últimas horas en nuevas directrices con las más de 160 cooperativas eléctricas del interior para instrumentar la quita gradual de subsidios a la luz dispuesta por la administración nacional, que ya incluye a más de 3 mil usuarios en el territorio y que tiene subas promedio del 120 por ciento.

Si bien en un primer momento se eliminaron subsidio a bingos, industrias y a algunos countries en particular, desde este mes comenzó a enviarse a otros barrios privados o edificios de alto poder adquisitivo, una carta con la declaración jurada o la doble facturación -con y sin subsidio- para que el usuario opte.

En se sentido, el titular del Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (Oceba), Jorge Arce, reiteró que “la quita no es generalizada, ya que los demás usuarios van a seguir recibiendo las facturas como hasta ahora”.

Sin embargo, adelantó que se están definiendo polígonos o zonas de capacidad económica relevante en distintas ciudades del interior donde llegará la carta o la doble facturación.

En principio, esto abarcará a ciudades como Mar del Plata, La Plata, Tandil, Bahía Blanca y localidades de la costa como Cariló o Mar de las Pampas.

“En algunas ciudades del interior es más complejo establecer polígonos, pero puede haber calles a las que se les saque el subsidio, pero nunca con quita directa sino se le va a dar la posibilidad que justifica que lo necesita”, aseguró el funcionario.

Aunque en ciertos barrios de la zona metropolitana las subas en las tarifas superaron el 300 por ciento, en el interior la cifra será menor. Sin embargo, fuentes consultadas por esta agencia intentaron ser cuidadosas y hablar de consumo iguales.

Desde el sector cooperativo aseguraron que los aumentos comenzarán en el 60 por ciento. Pero el Gobierno se anima a decir que el promedio llegará al doble.

“Será de entre un 115 a 120 por ciento promedio, pero estará acorde al consumo de cada uno. Si es alto, es menos: a 3 mil kw, por ejemplo, la suba es del 70 por ciento”, señaló Arce.

Pero aclaró que en la provincia los consumos altos están menos subsidiados, por lo tanto la medida tendrá un menor impacto entre ese nicho de clientes.