15239327_10210755801673234_1456313216_n

 

Luego de 22 días de conflicto y de haber firmado un acta con la empresa El Expreso, de Omar Corbelli, y el gremio que los nuclea Unión Tranviarios Automotor (UTA), dos choferes fueron despedidos incumpliendo lo acordado. Esto abrió de nuevo la pelea y las medidas de protesta, esta vez los trabajadores decidieron trabajar a reglamento para exigir la reincorporación y reclamar la deuda salarial de los días de retención de tareas que no fueron abonados.

Daniel Figueredo, uno de los choferes de la línea Este e integrante de la agrupación El Bondi explicó, “cuando se firmó el acta para destrabar el conflicto y volver a trabajar, el acta decía que los trabajadores que estaban hasta el 17, el día que empezó la huelga, no se podían tocar, no podían ser despedidos. Eso no se cumplió por parte de la empresa”, aseguró Figueredo y agregó, “el día que empezamos a trabajar ya despidieron a dos compañeros que justamente estaban contratados, y ellos trabajaron más de tres meses. En la ley dice que cuando vos trabajas tres meses y un día ya tenés que estar automáticamente efectivizado, así que ellos están incumpliendo el acta que se firmó”.

En el mismo sentido, el chofer denunció, “Dejaron a dos chicos en la calle, ya agotamos todas las vías legales para que la empresa dé respuesta y los pueda reincorporar, y siguen diciendo que ellos les rescindieron el contrato y que por ahora no los necesitan, sabiendo que todos los días están tomando gente, y gente que está trabajando en negro”.

En cuanto a que la protesta sea cumplir el reglamento, sostuvo, “eso tendría que ser de todos los días, es lo que también estamos peleando desde el principio. Pero la verdad es que los patrones nos dan un horario para cumplir en el cual es imposible laburar a reglamento, porque te acortan los horarios para poner menos servicios, van mucho más llenos y si vos no cumplís los horarios, encima te sancionan”, en el mismo sentido aseguró, “es imposible laburar de esta forma, obviamente que nosotros queremos laburar tranquilos y a reglamento y cuidar a los pasajeros, pero estamos entre la espada y la pared”.

En cuanto a las medidas que van a tomar de acá en adelante, Figueredo sostuvo que las medidas serán graduales “empezamos con abogados con cartas documentos para pedir respuesta, se agotaron las medidas legales. Ahora implementamos esta medida: laburamos a reglamento avisándole a la gente, ayer se empezó con un cartelito explicando”, y agregó “el tema es no dejar a la gente a pata, eso es muy duro para nosotros como para ellos, nosotros que somos laburantes también lo sufrimos como ellos”, finalizó el trabajador de transporte.