Tras no asistir a una cumbre partidaria desde 2003, la ex presidenta se metió de lleno en la definición de candidatos.

La senadora y ex presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner participó este martes de la mesa de acción política del Partido Justicialista nacional en la sede de la calle Matheu en la Capital Federal. Su asistencia puede interpretarse como un aporte a la unidad y al “pacto social” al que llamó la semana pasada para estructurar un frente electoral.

Luego de la presentación de Sinceramente, con la asistencia de importantes dirigentes peronistas como Felipe Solá, José Luis Gioja y Alberto Fernández, entre otros, la ex mandataria concurrió esta tarde a la mesa de acción política partidaria y a la comisión de acción política.

El cónclave se dio luego de un resultado más que favorable para el peronismo en la provincia de Córdoba, el segundo distrito con más votantes del país. Pese a que el reelecto Juan Schiaretti no es orgánico al PJ, su condición de peronista no escapa un posible acercamiento de cara al cierre de listas, que será en apenas 39 días.

“Hay que construir un gran frente de unidad opositora y este es el camino. Cristina tiene un rol insustituible porque es la que tiene mayor nivel de consenso en amplios sectores de la oposición”, sostuvo el diputado nacional Agustín Rossi antes de ingresar al partido.