Producto de la caída del consumo y de una abultada deuda, la cadena de electrodomésticos cerró sus sucursales en todo el país y despidió a todos sus trabajadores.

La cadena de electrodomésticos Lucaioli, con sede principal en Bahía Blanca y sucursales en toda la Patagonia, anunció el cierre definitivo después de 58 años de funcionamiento y dejará sin trabajo a más de 500 empleados, que a pesar de que no fueron despedidos formalmente, están suspendidos totalmente.

Particularmente en Bahía Blanca, los despedidos llegan a 180 y la decisión de la empresa en todas sus sucursales llegó por un asfixiante contexto económico. Después de despedir a 75 trabajadores en 2016 y otros 60 en 2018, la firma aseguró que producto de las dificultades económicas.

“Esta decisión obedece a dificultades económicas y financieras de la compañía para afrontar el pago de las obligaciones, principalmente el salario de los trabajadores; en un contexto de caída de actividad del país en general y del rubro en particular”, aseguraron desde la firma en un comunicado oficial.

También podés ver: «Preocupación en Bahía Blanca por inminentes 180 despidos en Lucaioli»

Lucaioli está en concurso de acreedores desde el año pasado y posee un pasivo superior a los $147 millones. Lo mismo ocurre con Saturno Hogar, parte del mismo holding que la firma bahiense: muestra una deuda de $11,4 millones.

Los trabajadores tampoco quedan exentos de la crisis, que además de quedarse sin su fuente laboral, fueron notificados que cobrarán sus haberes entre “abril y mayo”.