Pablo Morosi, el periodista que da cuenta de la nueva pista sobre el caso Miguel Bru, habló con Radio La Plata (90.9) y planteó su postura: «Yo creo que es bastante difícil que se pueda encontrar algo en un osario común, donde hay miles de miles de huesos. Por eso la pista  genera bastante desazón».

El nuevo rastro, surgió en el marco de la investigación para esclarecer el número de víctimas de la trágica inundación de abril de 2013 en La Plata, se encontró en los registros de la Morgue de la ciudad que entre 24 y 48 horas después de la desaparición de Miguel Bru, personal de la comisaría 9a. habría llevado un cuerpo de un joven identificado como NN.

«Ese tipo de irregularidades eran comunes, pero en la fecha y el hecho de que fueran efectivos de la Comisaría era más llamativo aún» sentenció Morosi, quien además es el escritor del libro sobre la desaparición del joven estudiante de periodismo: ¿Dónde está Miguel?