Desde hace varios meses se especula con algunas modificaciones en el Ministerio de Justicia y Seguridad de la provincia de Buenos Aires para impulsar mayor efectividad en las decisiones de la cartera.

El ministro Ricardo Casal comenzó una etapa de análisis con el objetivo de definir cambios en algunas superintendencias que dependen de la Policía de la Provincia y así lograr mayor eficacia en el combate con el delito.  Esto produjo movimientos internos en la fuerza policial y hubo reuniones entre funcionarios provinciales y de segundas y terceras líneas para efectivizar dichas modificaciones.

Uno de los hombres cercanos al gobernador Daniel Scioli y con conocimiento de la Policía Bonaerense, Carlos Paggi, fue quien se interiorizó de los posibles cambios que se realizarían en el área de Seguridad, luego de renunciar a su cargo en la fuerza el año pasado por cuestiones personales.

Según pudo saber LaPlataNoticias por fuentes confiables, Scioli decidió continuar con las recomendaciones del ministro Casal, considerado por el propio gobernador como un hombre con “experiencia”, para definir los eventuales modificaciones de la cartera que se intentarían impulsar de cara al 2013.