Con vistas a las próximas elecciones y ante la cantidad de empresas en crisis, las autoridades de la CAME solicitaron la emergencia pyme. “Es preocupante la situación que está atravesando el sector”, lanzó el presidente de la entidad Guillermo Daniel Cabrera.

En diálogo con Radio La Plata (FM90.9) el titular de la CAME alertó por la caída en las ventas minoristas y aseguró que los informes que vienen presentando desde la entidad ya venían “revelando esta situación”.

Como dicho panorama suma preocupación, Cabrera dijo que “hace quince días el Consejo Directivo de Came, se reunió y solicitó al Gobierno nacional la emergencia Pyme. En principio hasta el 29 de diciembre, para no complicar a la próxima gestión”, indicó.

Asimismo, el presidente de CAME señaló: “Nosotros pedimos un alivio para el sector comercial a partir de la suspensión de las tasas diferenciales, la eximición del cobro de IVA a las tarifas de luz, agua y gas, la regulación de la  presión tributaria, el alto costo del crédito, la eliminación del impuesto al cheque y la Suspensión del pago de anticipos de Ganancias, entre otros puntos.

Consultado por el crecimiento que se produjo en las ventas, en el intermensual de septiembre y agosto, producto del pago en cuotas sin interés con la utilización de tarjetas de crédito, Cabrera explicó: “El Ahora 12, llegó en un momento complicado » .

Si bien reconoció que “al principio fue una inyección para el crecimiento de la venta; pero luego cambio por el alto costo que representa una tarjeta de crédito para el consumidor ”, reflexionó.

Dicho ésto, el presidente de la entidad arrojó que “las señales económicas del país no son buenas”, dado que “cada vez se contrae más la compra y la venta”.

 Para concluir, lanzó: “Estamos esperanzados de que termine esta campaña porque consideramos que también es responsable de lo que estamos viviendo”, al tiempo que anheló que el próximo Gobierno “arranque con medidas importantes impositivas. Estamos solicitando una moratoria para no quedarse en negro”, cerró.