Un informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina revela que en 2015 un hogar destinaba el 1,9% de su salario para pagar los servicios; en tanto la tarifa de luz a finales del gobierno de Cambiemos llegará a costar hasta 39 veces más que hace cuatro años.

“Desde el inicio del gobierno de Cambiemos, la política de quita de subsidios y aumento de tarifas de los servicios públicos fue una constante. Los subsidios no siempre pudieron disminuirse pero las tarifas sí aumentaron notablemente, y sin pausa”, afirmaron desde el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina, perteneciente a la CTA.

En el informe analizan el incremento de las tarifas de servicios públicos y su peso sobre los salarios.

Electricidad: en el ámbito de los partidos del Gran Buenos Aires, los aumentos de las facturas residenciales de electricidad aumentaron entre el 1.053%  2.388% de octubre de 2015 a octubre de 2018. Dado los aumentos promedio, la gestión de Cambiemos finalizaría con aumentos de este servicio en torno de 18 y 39 veces dependiendo la categoría.

Gas: aumentaron entre el 1.353% y el 462%, dependiendo del segmento de consumo, entre octubre de 2015 y 2018. De manera regresiva, los incrementos más altos afectaron a los segmentos de menor consumo. Dados los aumentos adicionales previstos para 2019 la factura tipo acumularía aumentos de entre 8 y 21 veces más hacia octubre.

Agua y cloacas: los aumentos fueron del 822% para el servicio medio y 554% pata el servicio sin medidor entre octubre de 2015 y el mismo mes de 2018. Considerando el aumento adicional del 48,6% propuesto para este año, al final de la gestión del gobierno las facturas serían entre 10 y 14 veces más elevadas que en octubre de 2015.

“Todos estos incrementos fueron muy por encima del nivel general de precios”, que en el mismo período creció 158 por ciento, mientras que “el salario promedio de los trabajadores registrados del sector privado tuvo una expansión del 124 por ciento”, sostiene el informe.

De esta manera el peso de los servicios sobre el salario registrado privado, considerando el salario promedio de los trabajadores registrados del sector privado, que en octubre de 2018 era de 27.880 pesos netos, la participación de suma de los servicios pasó del 1,2 al 6,9 por ciento en tres años”, explica el informe de Cifra.

“Si, en cambio, se considera el ingreso promedio de la ocupación principal, que en octubre de 2018 rondó los 17 mil pesos”, el peso del costo de los servicios ascendió del 1,9 al 11,3 por ciento. “En base a las proyecciones mencionadas para octubre del año que viene, el peso de estos servicios alcanzaría el 8,1 por ciento considerando el salario registrado y el 13,3 por ciento el ingreso promedio del total de ocupados, si se cumpliera la indicación del gobierno de incrementar los salarios sólo en 23 por ciento”, concluye el informe del centro de estudios.