El senador Gabino Tapia presentó un proyecto para crear un registro y que las empresas tengan control sobre sus empleados.

Con el fin de evitar vacíos legales y regular la actividad de los repartidores, el senador Gabino Tapia (Cambiemos) ingresó en la Cámara alta un proyecto de ley para regular las aplicaciones de de delivery en la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa propone darle un marco regulatorio a la uruguaya PedidosYa, la colombiana Rappi y la española Glovo, que operan en grandes urbes bonaerenses del conurbano, en La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca, entre otros distritos.

El proyecto se basó en el fallo judicial del juez Roberto Gallardo, que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohibió el funcionamiento de las aplicaciones de delivery porque no cuentan con mínimas medidas de seguridad, como casco o chaleco refractario. A fin de evitar un fallo símil en jurisdicción bonaerese, el senador de la primera sección electoral presentó la iniciativa.

“El objetivo principal del proyecto es brindar una protección legal a todos los trabajadores y reducir la informalidad en estas nuevas modalidades de trabajo”, destacó Tapia en su cuenta de Facebook, y agregó: “los conductores deberán utilizar un casco homologado para el vehículo en el que realicen la actividad, así también, indumentaria con bandas reflectivas que faciliten el reconocimiento por parte de otros conductores”.

El proyecto también propone la creación de un Registro Provincial de Mensajería Urbana y Reparto Domiciliario, en el que deberán registarse las personas, intermediarios en relación de dependencia y los vehículos utilizados.