boca velez
Boca Juniors, líder del torneo Apertura de fútbol y con una serie invicta de 24 partidos, visitará mañana a un rival de alto calibre como Vélez Sarsfield, actual campeón del fútbol argentino, en el cruce excluyente de la 14ta. fecha del certamen de primera división.

El encuentro se jugará a partir de las 18.10 en el estadio José Amalfitani de Vélez Sarsfield, ubicado en el barrio porteño de Liniers, será arbitrado por Héctor Baldassi y lo televisará Canal 7, mientras que previamente a las 16 chocarán Banfield-Lanús y Unión de Santa Fe-Newell`s de Rosario.

Boca, líder con 31 puntos, afronta una campaña brillante, que incluye nueve triunfos y cuatro empates, y viene de superar por 3 a 1 a su escolta Atlético Rafaela (23), que ahora lo sigue a ocho unidades después de empatar ante Belgrano anoche -Colón tiene 21 y puede ser segundo si le gana esta tarde a Tigre-.

Su rival, Vélez, acumula 20 unidades y pese a que con su caída ante Argentinos (3-1) se despidió prácticamente de la pelea por el título y ahora su apuesta es la Copa Sudamericana, en la que igualó el martes en Colombia con Independiente Santa Fe en la ida de cuartos de final, igualmente mañana presentará titulares.

El equipo `xeneize`, que suma seis partidos sin victorias en Liniers, mostró un rendimiento óptimo durante todo el torneo bajo la dirección técnica del antes cuestionado y ahora reconocido Julio Falcioni, al punto de que sufrió numerosas bajas por distintas lesiones y el funcionamiento no se resintió jamás.

En ese contexto, a la ausencia del capitán Juan Román Riquelme, con fascitis plantar en el pie izquierdo, más la de Darío Cvitanich, dos veces desgarrado a lo largo del campeonato, y la de Lucas Viatri, con rotura de ligamentos cruzados en la pierna izquierda, se sumaron otras dos en el cruce ante Rafaela.

El «Burrito» Diego Rivero se desgarró y dejará su lugar a Cristian Erbes, mientras que la baja más significativa será la de Nicolás Blandi, quien ingresó al equipo en reemplazo de Viatri y se ganó un lugar a fuerza de goles, al anotarle dos a Colón de Santa Fe en el triunfo por 2 a 0 y un par más a los rafaelinos.

Rivero se perderá el partido ante Vélez y muy probablemente el siguiente ante Racing, mientras que Blandi dejará su lugar en Liniers al promisorio juvenil Sergio Araujo, quien regresó del seleccionado sub 20 que disputó los Juegos Panamericanos, pero seguramente volverá ante la «Academia».

Vélez, en tanto, también sufrirá bajas como las del arquero Marcelo Barovero y los zagueros Sebastián Domínguez y Fernando Tobio, suspendidos, más la de Augusto Fernández, quien continuaría como suplente hasta alcanzar un mejor estado físico luego de su lesión muscular.

El arquero cordobés Germán Montoya ingresará bajo los tres palos y Gastón Díaz ocupará el lateral derecho por lo que se desplazará Fabián Cubero al puesto de marcador central, al tiempo regresará Fernando Ortiz tras cumplir una suspensión y el ex Quilmes Francisco Cerro se sumará al mediocampo.

El equipo de Liniers se quedó esta temporada sin tres figuras transferidas al fútbol europeo como el goleador uruguayo Santiago Silva, Maximiliano Moralez y Ricardo Alvarez, y le costó encontrar el rendimiento en el Apertura, de manera que su apuesta es la Copa Sudamericana, donde tiene chances de avanzar a las semifinales.

En el plano internacional, el elenco dirigido por Ricardo Gareca igualó durante esta semana en Colombia frente al local Independiente Santa Fe (1-1) en el partido de ida de cuartos de final, y quedó bien posicionado para la revancha a jugarse en Liniers el 10 de noviembre.

Vélez, más allá de las ausencias, intentará amargar con sus titulares a Boca, que por su parte pretende sacar un buen resultado en Liniers para comenzar a saborear las mieles del éxito, algo que a nivel local no logra desde 2008, cuando lo conducía Carlos Ischia.

En el historial de 157 partidos, Boca domina con 78 victorias contra 42 de Vélez (37 empates), aunque como visitante no logra un triunfo desde el 3 a 1 del torneo Clausura 2007.