Los trabajadores del Astillero Río Santiago, nucleados por el gremio de ATE Seccional Ensenada aprobaron por unanimidad la propuesta realizada por el Ejecutivo provincial en la mesa paritaria realizada este jueves.

De esta manera, la totalidad de los trabajadores acordaron un aumento del 15% para diciembre con una suma fija de $7300, también una suma y fija de $4100 pesos correspondiente a noviembre y el bono de 7000 pesos de bolsillo que el gobierno otorgó a los trabajadores estatales.

Además se aprobó el 20% para el año entrante en seis tramos con cláusula gatillo en el tramo julio-agosto, si la inflación supera el 16%, equiparando el porcentaje al índice de forma automática. También se recuperó la actualización del rubro movilidad a partir de enero de 2019.

El secretario general, Francisco Banegas, agradeció a los compañeros que han participado en todo el proceso de lucha que se dio durante el año, resaltando las acciones claves que hicieron que el gobierno cambie la mirada hacia el mayor astillero del país.

“Estamos convencidos que nuestra lucha cambió la mirada del gobierno provincial, la cual valoramos porque nuestra organización gremial y los trabajadores estuvimos abierto al diálogo para que el Astillero salga adelante, sabiendo que desde la intervención encabezada por Daniel Capdevila, tuvo la misión de desguazar el Astillero Río Santiago y dejar sin trabajo a los 3151 compañeros”, destacaron.

Por ello, Francisco Banegas aseguró que “acá no se va a dejar de reclamar ninguna de las conquistas que nos fueron arrebatadas, por ello hemos tenido la confirmación del cura Rubén Marchioni, que en el transcurso de la próxima semana la iglesia pondrá fecha de la próxima reunión de concertación que tiene en agenda definir los ítems de vacaciones que los trabajadores habían conquistado hace más de 30 años, el premio eficiencia, el pase a planta de los becados y becar a los nuevos egresados de la ETARS”.

Banegas también resaltó que “en una instancia de diálogo es incoherente que el gobierno siga estigmatizando la lucha y por ello exigiremos el sobreseimiento de las causas penales iniciadas en contra de los compañeros trabajadores. Además exigiremos un plan productivo para la definitiva reactivación productiva que el gobierno de Cambiemos se niega a gestionar”.