La federación Fedecámaras reveló que, en relación al año pasado, las ventas minoristas descendieron un 15% en Semana Santa.

La entidad informó que, el año pasado se movilizaron 2,5 millones de personas y éste, apenas 1,6 millones.

En ese sentido, el titular de la Federación Rubén Manusovich, expresó que «las reservas en promedio están en un 60%, con las excepciones de la Quebrada de Humahuaca y Tandil, allí superan el 95 por ciento».

Además, indicó que en la Costa atlántica «no es el movimiento habitual, la gente llega con lo justo a fin de mes, los sectores medios han sido muy golpeados por la pérdida del poder adquisitivo del salario».

Para concluir, amplió: «La suba de tarifas y sobre todo de la nafta, hacen el ajuste en el consumo, lo que perjudica sobremanera a los comerciales y pymes del interior».