Un perito naval denunció al ex presidente por haber enviado el submarino a “espiar a una zona de combate” y ser el responsable del hundimiento. Ante esto, los familiares de los tripulantes le salieron al cruce: “no tiene sustento alguno”.

Jorge Oscar Bojanic, ingeniero naval, declaró ante la fiscalía de Jorge Di Lello en los tribunales de Comodoro Py. El profesional sostuvo que el submarino ARA San Juan, con sus 44 tripulantes, “naufragó como consecuencia de una mina antisubmarina o un misil anti-buque” mientras realizaba tareas de espionaje de tipo empresarial sobre una zona de aguas internacionales en las que yacen reservas de gas y petróleo.

Según Bojanic, en una de las escasas fotos que aparecieron de los restos de la nave “junto a la hélice, a su izquierda, se observa una especie de cuerno. Ese cuerno es el booster de un misil antibuque. El booster es el propulsor que utilizan los misiles. El misil se llama Hsiung Feng, de origen taiwanés, las empresas de seguridad utilizan armas taiwanesas porque no son rastreables”.

Y es que para el perito, el submarino estaba cumpliendo una misión distinta a la informada oficialmente, “sólo una persona podía dar esa orden, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, presidente de la República, ingeniero Mauricio Macri, y fue realizada por sugerencia de su ministro de energía, Juan José Aranguren”.

En este sentido, los familiares de los tripulantes salieron al cruce. Luis Tagliapietra, uno de los padres, sostuvo en diálogo con CódigoBAIRES que la causa “no tiene sustento alguno”.

En el mismo sentido se proclamó Jorge Villareal en diálogo con Radio La Plata (FM 90.9): “todavía no se puede realizar ninguna hipótesis sobre eso porque ya fue determinado. Este señor todavía no vio todas las pruebas, nosotros tampoco; con dos o tres detalles no se puede tener tanta claridad y si la tiene y la defiende, debe mostrar los documentos”.

De esta manera, Villareal sostuvo que lo que quiere hacer Bojanic es “dilatar la investigación”. “Los 44 héroes han pasado por decidía, negligencia, exceso de confianza y por que el buque no tuvo el suficiente mantenimiento para navegar. Se puede realizar pero no con esas inclemencias de tiempo”, finalizó.