La empresa que produce biocombustibles en la ciudad del sur bonaerense suspendió a 40 trabajadores y la situación es crítica en todas las empresas del sector en el país.

La crisis económica afecta a todos los sectores en Bahía Blanca y BioBahía S.A., la firma que produce biocombustibles en esa ciudad, no es ajena a la situación. Desde el Sindicato de Petróleo Gas y Biocombustibles manifestaron su preocupación por el momento que atraviesan en todo el país y, en particular, en el sur de la provincia.

El conflicto tiene escala nacional porque el Gobierno realizó un cambio de fórmula para determinar el precio por tonelada, que quita previsibilidad y seguridad jurídica, denunciaron desde la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradores de Biocombustibles (Cepreb).

Más allá del difícil contexto, BioBahía S.A., la firma radicada en el Parque Industrial bahiense, envió telegramas a 40 de sus trabajadores para comunicar suspensiones sin goce de sueldo. “Hasta aquí los empleados no tuvieron problemas con los cobros, pero las suspensiones serían sin salarios, lo cual vamos a discutir hasta la última instancia”, destacó el titular del Sindicato de Petróleo Gas y Biocombustibles de la seccional bahiense, Gabriel Matarazzo.

“Pedimos a las secretarías de Energía y de Trabajo de la Nación que convoquen a una mesa entre el gobierno, las compañías y los trabajadores. Necesitamos encontrar una solución», agregó el gremialista, en diálogo con La Nueva Provincia.

Conflicto en puerta

El reclamo que la Cepreb judicializará tiene que ver con la decisión de la Secretaría de Energía de actualizar el nuevo precio del biodiésel, que ya no se rige por el tipo de cambio del dólar. El nuevo valor, luego de más de un mes sin actualización, será de $28.734 la tonelada frente a los $27.600 que se abonaba en febrero, lo que representa una suba de apenas el 4,1%.

Las pymes productoras siguen con las ventas a las refinerías, que deben cortar el gasoil con un 10% de biodieéel, pero el cambio de fórmula dejó atrasado el valor respecto de la variación del tipo de cambio desde febrero (10,7%) y el aumento debería haber sido del 8,7% para no ir a pérdida.

Por eso, el sector decidió presentar en el Congreso de la Nación un proyecto para darle mayor visibilidad y uso a los biocombustibles, que también contempla una exención de impuestos al biodiesel y bioetanol para dar un alivio fiscal a las empresas.