Luego de que bajó la espuma eleccionaria y el Gobierno realizó los anuncios económicos, el candidato del Frente de Todos Alberto Fernández calificó de “no razonable” la reducción del IVA. “No redundará en una merma de los precios. Seguramente se convertirá en una ganancia adicional para las empresas. Hubiera sido mejor devolver el IVA a los sectores más postergados”, deslizó.

El aspirante presidencial reprochó al Gobierno porque la eliminación del Impuesto al Valor Agregado en los productos de primera necesidad, actúa “sobre los efectos y no sobre las casusas de la crisis económica que han generado. Con estas medidas solo desfinancian a las provincias”.

“Son, además, una muestra más de desaprensión hacia el interior del país. Todo se hizo sin haber consultado a los gobernadores, cuando son sus provincias las que pierden 1.500 millones de dólares de recaudación fiscal con esas decisiones”, deslizó Fernández en Twitter.

La referencia es porque la eliminación del IVA alcanzará a productos como aceite, harina, fideos, arroz, azúcar, yerba, huevos, pastas, mate cocido y yogur, entre otros. En teoría, la medida debería representar una reducción de precios del 21%, aunque la devaluación de esta semana tendría que alcanzar a cubrir ese porcentaje.

Pero la críticas no fueron solo de Fernández, sino también de referentes del Frente Renovador como Jorge D’Onofrio, ya que la misma iniciativa había sido presentada en el Congreso cuando Sergio Massa era diputado. Por ese entonces, el jefe de Gabinete Marcos Peña calificó de “ventajero” al tigrense y le reprochó que “tiene un costo fiscal imposible y lo saben, son 100 millones de pesos”.