Alberto Fernández, presidente electo de la Nación, participó esta tarde del plenario de la CGT y deslizó la necesidad de construir un “pacto social” en el país. También destacó “el gesto” de Cristina Fernández de Kirchner y remarcó que el movimiento obrero “será parte del gobierno que viene”.

 “Estamos en tiempos en que la Argentina necesita volver a ponerse de pie porque, por más que escriban informes, todos saben cómo se degradó la economía y la educación en Argentina”, sostuvo Fernández.

Asimismo, señaló que “para poder salir de semejante estado de degradación hace falta que estemos juntos y trabajemos para sacar al país adelante, todos, sin distinción”. También destacó: “La Argentina que se viene es la del respeto, tenemos que respetar al que piensa distinto y pedirle que nos ayude, desde la diferencia, porque estoy seguro que muchos de los que piensan distinto a nosotros quieren la misma Argentina”.

En paralelo, mencionó a la vicepresidente electa Cristina Kirchner y reivindicó su “enorme gesto” de correrse del centro de la escena para que él se erija como candidato y luego presidente electo. “Este día es posible porque nos unimos. El secreto de este triunfo no es otro que la unidad y el esfuerzo, particularmente de Cristina, porque ella es la esencia de este triunfo que hoy tenemos”, remarcó.

Sobre el final de su alocución, el mandatario electo propuso convertir el edificio de calle Azopardo 802 en “un centro de educación tecnológica para los trabajadores y los jóvenes” y destacó que en su gestión “la educación, la ciencia y la tecnología serán primordiales; las vamos a volver a poner de pie”.