Tras la polémica que desató la presentación del informe que realizó el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Radio La Plata (FM 90.9) entrevistó al investigador de dicha área, Eduardo Donza, para conocer su opinión.

“Nosotros medimos la pobreza de dos maneras diferentes. Es decir, no sólo por los ingresos, sino también por los  indicadores de la calidad de vida”, comentó el profesional intentando bajarle el tono a las versiones que circularon en torno a las cifras que exhibieron.

Recordemos que los datos fueron que “la pobreza multidimensional urbana pasó del 26,6 % al 31,3 de la población entre 2017 y 2018, en un contexto en el que se redujo la cantidad de hogares sin acceso a las cloacas, bajo contaminación o vivienda precaria”, vislumbra el análisis.

Otros de los ítems que aborda el documento es la estructura urbana. Según la UCA, la pobreza en ese indicador también aumento; es decir que,  aquellas personas cuyos ingresos no alcanzan a cubrir la CTB, además tienen tres o más carencias sociales. El indicador pasó de 16,7 % a 18,6.

En esa instancia, es que Donza explicó que ellos no sólo analizan los ingresos de las familias, dado que intentan hacer “una medición más sutil”, donde bajaran indicadores que, quizás otras entidades no tienen en cuenta.

En sintonía, sostuvo que los datos son de 2018. “Nosotros hacemos un relevamiento en el tercer trimestre, lo que nos hace pensar que hoy, la situación actual debe ser levemente peor”, estimó.

Y como quien no quiere la cosa, reconoció que “con este Gobierno la cosa se puso peor”, al tiempo que aseguró que “todos los notan cuando ven el valor de los productores y servicios”.