TRANSMISIÓN EN VIVO
CódigoBAIRES, de lunes a viernes de 8 a 12 Conduce Maxi Pérez
Política
Paquete fiscal

Senadores rechazaron cambios en Ganancias y Bienes Personales

En una sesión maratónica, el Senado aprobó la ley Bases y el paquete fiscal. Sin embargo, sufrió un revés con la caída en los cambios en Ganancias y Bienes Personales.

Juan Manuel Villarreal
13/06/2024
Senadores rechazaron cambios en Ganancias y Bienes Personales

El Senado aprobó en general y en particular la ley Bases y el paquete fiscal, en una jornada de tensión dentro y fuera del Congreso. El Gobierno debió acceder a cambios. Tras un empate en 36 votos definió la vicepresidente Victoria Villarruel.

En cuanto al paquete fiscal, la iniciativa fue aprobada en general pero hubo cambios en la discusión en particular. Los senadores rechazaron cambios en Ganancias y Bienes Personales. Se avanzó en el blanqueo y otros impuestos.

La propuesta del paquete fiscal impulsado por el gobierno de Javier Milei indicaba que las escalas de las alícuotas serían más progresivas y se moverían entre el 5 y el 35%. El máximo podría aplicarse a partir de un ingreso anual de $36.450.000.

El Senado rechazó el título 5 del paquete fiscal referido al impuesto a las Ganancias. En una reñida discusión en particular de la norma, los legisladores votaron en contra de la iniciativa propuesta por el oficialismo, que restituía la cuarta categoría y afectaba a un millón de trabajadores.

El título 5, sobre los cambios en impuesto a las Ganancias, el resultado de la votación fue de 41 votos en contra y 31 a favor.

La aplicación del impuesto estaba prevista desde los $1.800.000 brutos para un soltero sin hijos. Cuando el exministro de Economía José Luis Machinea propuso la famosa “tablita” que establecía una rebaja de las deducciones en la medida en que la persona cobraba salarios más altos, la última categoría comenzaba desde los $120.000 anuales, que eran equivalentes entonces a u$s120.000.

La propuesta del paquete fiscal impulsado por el gobierno de Javier Milei indicaba que las escalas de las alícuotas serían más progresivas y se moverían entre el 5 y el 35%. El máximo podría aplicarse a partir de un ingreso anual de $36.450.000.

En ese caso, un asalariado con una remuneración bruta de $3.200.000 que no tenga deducciones ni por cónyuge ni por hijos, ni tampoco por gastos como alquiler o servicio doméstico, pagaría un impuesto mensual de $247.564,83.

 

Comentarios
Más de Política