TRANSMISIÓN EN VIVO
CódigoBAIRES, de lunes a viernes de 8 a 12 Conduce Maxi Pérez
Información General
Herida abierta

ARA General Belgrano un crimen de guerra cometido por una "referente" de Milei

Margaret Tatcher autorizó personalmente el ataque al buque argentino que se encontraba fuera de la zona de guerra. El episodio le costó la vida a 323 argentinos

ARA General Belgrano un crimen de guerra cometido por una ”referente” de Milei

El hundimiento del crucero ARA General Belgrano durante la Guerra de Malvinas es un episodio trágico que sigue suscitando controversia y debate hasta el día de hoy. Este incidente, que resultó en la pérdida de más de trescientas vidas argentinas, es un recordatorio sombrío de los horrores de la guerra y de las decisiones políticas que pueden llevar a consecuencias devastadoras.

El 2 de mayo de 1982, el submarino nuclear británico HMS Conqueror torpedeó y hundió al ARA General Belgrano en aguas del Atlántico Sur. Este ataque ocurrió fuera de la zona de exclusión declarada por el Reino Unido alrededor de las Islas Malvinas, lo que generó un intenso debate sobre la legalidad y la ética de la acción militar británica.

En medio de la guerra, el hundimiento del General Belgrano fue considerado como un acto de agresión injustificado por parte de la Argentina y provocó una conmoción a nivel internacional. Sin embargo, lo que a menudo se pasa por alto en este trágico suceso es la responsabilidad directa de la entonces Primera Ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher.

Llamativamente el actual presidente Javier Milei, calificó a Thatcher como una de sus referentes a nivel mundial y destacó que “cuando tuvo que ir a una guerra, fue y la ganó, aunque del otro lado estábamos nosotros”.  Ademas, el mandatario reiteró en varias oportunidades que esta a favor de aplicar el principio de autodeterminación de los pueblos en el caso Malvinas, y que sean los propios habitantes los que decidan a que nación pertenecer, a pesar de que el derecho internacional considera a los kelpers como una población "implantada" por el agresor.

Thatcher, conocida por su postura inflexible durante el conflicto de Malvinas, autorizó personalmente el ataque al General Belgrano. Esta decisión, que resultó en la pérdida de cientos de vidas humanas, ha sido ampliamente criticada como un acto de agresión innecesaria y desproporcionada.

El argumento británico de que el General Belgrano representaba una amenaza legítima para las fuerzas británicas destacadas en la zona de conflicto ha sido cuestionado por varios expertos militares y políticos. Muchos sostienen que el ataque fue una maniobra estratégica destinada a debilitar las fuerzas argentinas y aumentar la presión sobre el gobierno argentino para rendirse.

El hundimiento del General Belgrano ha sido reconocido por numerosos líderes y organizaciones internacionales como un acto controvertido que puede ser considerado como un crimen de guerra. La pérdida de vidas humanas en circunstancias tan cuestionables es un recordatorio trágico de los peligros inherentes a la escalada militar y a las decisiones políticas impulsadas por intereses nacionales y geopolíticos.

En conclusión, el hundimiento del ARA General Belgrano durante la Guerra de Malvinas fue un evento trágico que dejó una marca indeleble en la historia de Argentina y del Reino Unido. La responsabilidad directa de Margaret Thatcher en este suceso sigue siendo objeto de debate y reflexión, y sirve como un recordatorio sombrío de los peligros de la guerra y de la necesidad de buscar soluciones pacíficas a los conflictos internacionales.

Comentarios
Más de Información General