TRANSMISIÓN EN VIVO
CódigoBAIRES, de lunes a viernes de 8 a 12 Conduce Maxi Pérez
Economía
Una obra que no arranca

IRSA se encamina a un nuevo fracaso con su Shopping en La Plata

Tras años de promesas y anuncios, no hay un solo avance de la obra, mientras se multiplican las quejas de los comerciantes locales y la crisis de consumo espanta a los inversionistas

IRSA se encamina a un nuevo fracaso con su Shopping en La Plata

Luego de una estrepitosa quiebra en Israel, que generó deudas y juicios que dificilmente pueda afrontar, la empresa IRSA, de Eduardo Elsztain apostó todas sus fichas a un renacimiento en la capital de la provincia de Buenos Aires, desarrollando el primer Shopping de la ciudad de La Plata, que fue presentado con bombos y platillos hace mas de 5 años, pero que ahora parece un proyecto que va indefectiblemente al fracaso.

Ligado directamente a la gestión local del PRO y al ex intendente Julio Garro, la llegada del Shopping a la ciudad de las diagonales no estuvo exenta de polémica con las cámaras empresarias platenses que pusieron el grito en el cielo por el riesgo que implicaba la llegada de una nueva competencia que además iba a ser beneficiada por el Estado Municipal.

La nivelación de terreno es todo lo que pudo verse en el precio (foto portal 0221)
La nivelación de terreno es todo lo que se pudo ver en el predio (Foto: Portal 0221)

 

Los estudios de mercadeo y factibilidad fueron realizaron por la consultora de Guillermo Olivetto, que pintó un panorama muy favorable para el emprendimiento, aun en momentos en los que la crisis ecoómica empezaba a hacerse sentir con fuerza en en la ciudad fundada por Dardo Rocha.  Con esos datos en carpeta, IRSA y la gestión local avanzaron aún a pesar de las críticas y realizaron una fuerte campaña de instalación en los medios locales intentando desandar por un lado la mala imagen de la firma tras su caída en el exterior y por el otro sus vínculos con el PRO.  "Ellos nos vinieron a buscar a nosotros" repetía por aquel entonces Garro.

Con el correr de los meses el proyecto se fue frenando, los permisos se demoraron en salir y las obras nunca comenzaron a pesar de la presentación de maquenas, modelos y diseños en 3 dimensiones que se difundieron para atraer inversores que tampoco llegaron complicando cada vez mas la puesta en marcha del primer shoppíng de La Plata, que fue presentado como el proyecto privado "mas grande de la historia de la ciudad", pero que hoy es solo un pastizal y los restos de un fracazado showcenter que décadas atrás también se trató de construir sobre Camino General Belgrano a la altura de calle 514.

La inflación galopante y el cambio de gestión local parecen haber sido además la estocada final para IRSA, mientras que la firma enfrenta varios cuestionamientos por su fuerte apuesta por Javier Milei, al que le financió la campaña y la facilitó las instalaciones del Hotel Libertador durante la campaña, pero también cuando ya era presidente, lo que levantó fuertez sospechas sobre violaciones a la Ley de Ética Pública por parte del mandatario.

La promesa de una inversión de mas de 15 mil millones de pesos y la creación de por lo menos 2 mil puestos de trabajo quedó claramente en la nada, y en el predio no hay bases para un centro comercial, ni para los hoteles, oficinas y paseo gastronómico que estaban proyectados.

Asi se ven hoy los terrenos sobre los que debería estar el shopping
Así se ven hoy los terrenos sobre los que debería estar el shopping

 

En su portfolio online, la empresa indica que por el momento solo tiene la "reserva de tierras" y la "aprobación  para la construcción de 116.552 m2 de usos mixtos (shopping, oficinas, hotel y residencial)", pero no hay movimiento alguno y en el ámbito local ya prácticamente no se habla del nuevo shopping.

IRSA hoy está sin rumbo, su fundador y factótum, Eduardo Elsztain hace tiempo que solo recoge fracasos y pérdidas cuantiosas.  La empresa sol se deica a liquidar y a precios muy bajos su portfolio. Así mal vendió el predio de la ex Nobleza Piccardo, varios pisso del edificio de De La Paolera y otras “joyas” de su cartera.

Esa perdida de credibilidad en Israel, desmanejos, y los números rojos, parecen haberse  trasladado al mercado argentino, donde IRSA,  pierde con los Shoppings, y las perspectivas en este contexto son cada vez peores,  no consigue concretar varios proyectos que tenía en carpeta como el de Caballito, se desprende constantemente de activos para pagar vencimientos  y solo el proyecto de un Shopping en la ciudad de la Plata, fogoneado por el ex Intendente Garro, parece tener algo de sobrevida el Holding de los Elszain.


Israel un fracaso que podría repetirse

La quiebra de Eduardo Elsztain en Israel fue "vegonzosa” según los medios de ese país. Tanto The Marker, Maariv, Ynet, Y Calcalist graficaron así la derrota final de IRSA en Israel, con pérdidas astronómicas que arrastrarían a su controlante CRESUD en Argentina.

Siete años después de haber comprado las acciones de IDBD de manos del empresario Noji Dankner, terminó la era Elsztain en Israel de la peor manera. Su fallida aventura arrancó con el apadrinamiento del Rabino Ishaiau Pinto y tras una serie de malas decisiones terminó  con una pérdida de 900 millones de dólares, un dato que llamativamente fue prácticamene celebrado en los medios israelíes, que señalaron que el mercado de capitales local salió ganando con la derrota estrepitosa del dueño de IRSA.

Vale recordar que el Juez Jagai Brener Segen, Presidente del Tribunal Distrital de Tel Aviv, autorizó ante la demanda de los acreedores de Elsztain, la venta de las acciones de IDBD al grupo Nahmias. Esto ocurrió, luego de que los acreedores, cansados de ofertas que calificaron de ridículas, prefirieron la oferta de Mega Or del grupo Nahmias por sobre la del empresario argentino.

El principal motivo por el cual los acreedores primero y el juez después le negaron la posibilidad a Elsztain de recuperar las acciones de dasksh es la pérdida total de credibilidad que sufrió en Israel.  "Tenemos 70 millones de razones" para oponernos a la propuesta de Elsztain, señaló el abogado Amit Pines, representante de los accionistas de IDBD y acreedores del empresario argentino.

Según Amit Eduardo Elsztain “trató de engañarnos” (Sic), “recibimos propuestas ofensivas”. “Acaso podemos confiar en alguien que dice que aunque el juez se lo ordene, no va a pagar los 70 millones de shekels (20 millones de dólares) que el mismo se comprometió a pagar?”; “la palabra de Elszain hoy no vale nada” remató el abogado Amit Pines.

El letrado se refería al compromiso de pago asumido por el empresario ante los tenedores de acciones y acreedores, que incumplió reiteradamente, y  que fue lo que llevó a la pérdida total de credibilidad del titular de IRSA en Israel.

El periodista Omri Cohen del diario Maariv y uno de los más respetados periodistas televisivos y con más rating de esa nación, señaló en su columna que “Eduardo Elsztain se convirtió en el mayor perdedor en la historia del Mercado de Capitales israelí”. Cohen fundamenta su afirmación en que no solo perdió 900 millones de dólares, sino que perdió la confianza de los accionistas de su ex empresa y de los inversores en general. Y esto a pesar de haber volcado cifras siderales en el mercado, que luego perdió, primero para cubrir las deudas de Noji Dankner, su antiguo socio y luego para cubrir sus propios desmanejos.

Según el comunicador la jugada le salió a Elsztain porque está acostrumbrado a Sudamérica donde las quitas y postergaciones de pagos de deuda, son opciones., pero entendió muy tarde que en Israel las reglas son diferentes. Por eso como el resto de sus colegas da por terminada y de la peor manera la aventura Israelí de dueño de IRSA.

Comentarios
Más de Economía