Scioli presidirá la comisión de Deportes y Macri sueña con las SAD

Scioli presidirá la comisión de Deportes y Macri sueña con las SAD

El ex gobernador de Buenos Aires ocupará el lugar que lo vio nacer en la política hace 20 años y, según trascendió, será uno de los propulsores de las sociedades anónimas deportivas en el fútbol.

Con el kirchnerismo debilitado en la cámara baja y el macrismo fortalecido por el triunfo electoral de octubre, el Congreso avanzó en el armado de las comisiones parlamentarias y Daniel Scioli, ex candidato a presidente de la Nación, encabezará la comisión de Deportes. De esta manera, el anhelo de Mauricio Macri para que las sociedades anónimas deportivas intervengan con capital en los clubes está cada vez más latente.

Desde el Frente Para la Victoria-PJ la primera incógnita que surge es si hubo algún tipo de negociación del ex motonauta con el bloque de Cambiemos para quedarse con la presidencia de la comisión de Deportes. Por eso, desde el kirchnerismo desconfían de lo que pasó el 18 de diciembre del año pasado, cuando el legislador recientemente electo no bajó al recinto a emitir su voto en el marco de la reforma previsional.

Remembranzas que le quitan el sueño a Macri

El por entonces presidente de Boca Juniors en 2001 llevó a la AFA una idea que le pareció revolucionaria: que las empresas puedan intervenir directamente en las entidades civiles sin fines de lucro. Cuando se sometió a votación en asamblea, la derrota de Macri fue contundente por 38 a 1.

Desde que en 2015 cambió el signo político del Gobierno nacional, Cambiemos allanó el terreno sin escrúpulos para que las sociedades anónimas en el fútbol sean un hecho en los clubes argentinos.

En simultáneo con la asunción del 10 de diciembre de 2015, Macri designó en la Secretaría General de la Presidencia a Fernando De Andreis. Licenciado en Administración y ex candidato a presidente de River en 2013, es un hombre de confianza de Macri por su estrecha relación con la ex pareja y madre de tres de los hijos del Presidente, Ivonne Bourdeau. Es una pieza clave del Gobierno que negocia con la AFA el cambio de estatuto para seguir cosechando el caldo de cultivo de las sociedades anónimas.

Fernando Marín, ex gerenciador de Racing en 2001 cuando la entidad de Avellaneda quebró, es funcionario en la Secretaría de Deportes y fue el titular de Fútbol Para Todos hasta el año pasado, cuando se creó la Superliga Argentina de Fútbol. Marín es otro de los caballos de troya de Cambiemos en la AFA para negociar con Claudio “Chiqui” Tapia y los asambleístas una reforma estatutaria de la entidad madre del fútbol argentino.

Hoy no están el fallecido Julio Grondona ni Marcelo Tinelli, que se apartó de la disputa de poder en la Asociación del Fútbol Argentino para dedicarse de lleno a la subcomisión de básquet de San Lorenzo de Almagro. Con los apartamientos a su favor, a Macri también lo favorecen que el presidente de AFA (Chiqui Tapia), el vicepresidente de AFA (Daniel Angelici), el presidente del Tribunal de Disciplina (Fernando Mijtans), el presidente del Tribunal de Ética de la AFA (Raúl Pleé), el presidente del Tribunal de Apelaciones de AFA (Héctor Latorraga) y el CEO de la Superliga (Mariano Elizondo) son de Boca.

Para Macri todo marcha viento en popa, y el proyecto de Ley para que las empresas puedan intervenir en el fútbol argentino apunta a que empiece a tomar forma después del Mundial de Rusia.

Comentarios
Más de Deportes