Jaqueado por el agua, el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, indicó que ha solicitado un Aporte del Tesoro Nacional al gobierno de Mauricio Macri para atender la situación de emergencia. “Además de la ayuda que esperamos del gobierno de la provincia, pedimos cinco millones al gobierno nacional”, informó.

Son cinco millones de pesos que espera el municipio recibir de manera urgente. “Ese dinero nos permitirá contratar más rápidamente maquinaria y dar respuestas simultáneas en distintos puntos del distrito”, dijo el alcalde.

“Ese dinero nos permitirá contratar más rápidamente maquinaria y dar respuestas simultáneas en distintos puntos del distrito. Cuando se dan estas situaciones de emergencia necesitamos el aporte de los gobiernos nacional y provincial para ser efectivos”, agregó. En tanto, indicó que está esperando la declaración de emergencia para el partido ya que es algo necesario y que están esperando los productores agropecuarios.

Por su parte, el Secretario de Obras Públicas, Ing. Daniel Stadnik, ofreció un análisis detallado de todos los caminos rurales y sectores con inconvenientes derivados del agua que ingresa y de las lluvias.

Sostuvo que no hay ningún camino rural cortado, en algunos casos, por el momento, hay escurrimiento de agua por sobre la calzada y se espera que a la brevedad esta situación se normalice.

Luego de reiterar que los desagües funcionaron muy bien en la planta urbana y que no hubo mayores inconvenientes en las localidades rurales, Stadnik informó que hace más de dos meses que se está trabajando en distintos sectores de caminos rurales como es el caso del bajo San Remig.