El gobierno de la provincia de Buenos Aires dispuso la intervención del Consejo Escolar de General Pueyrredón por  irregularidades en el manejo de fondos y errores en la rendición de cuentas, sobre todo en partidas destinadas a áreas sensibles como  infraestructura.

El caso representa un nuevo dolor de cabeza para el intendente Carlos Arroyo, ya que tanto el presidente del Consejo Escolar como la mayoría de los consejeros corresponden a Cambiemos, por lo que la responsabilidad sería casi exclusiva del oficialismo.

La irregularidades se detectaron tras una auditaría que se realizó en el mes de febrero, en la que la Dirección General de Cultura y Educación corroboró inconsistencias en la rendición de cuentas que presentó el organismo educativo y se estableció que hubo irregularidades en la administración de fondos.

Este fin de semana la gobernadora María Eugenia Vidal estuvo en La Feliz, pero evitó mostrarse con Arroyo, aunque si estuvo con los dirigentes oficialistas que aspiran a sucederlo como los precandidatos a intendentes de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, Lucas Fiorini, Vilma Baragiola y Maximiliano Abad.