La Justicia suspendió el decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal, que disponía las jubilaciones de oficio para más de 3.000 docentes bonaerenses. La medida, expedida el viernes 13 de abril, por el Juzgado Contencioso Administrativo 3 de La Plata fue el resultado de la cautelar presentada por la Federación de Educadores Bonaerenses y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación. “Esto se enmarca en la pelea que estamos dando contra el ajuste en la provincia de Buenos Aires”, dijo el secretario general de Suteba, Roberto Baradel.

A fines de marzo, Vidal había firmado un decreto donde pasaba a jubilación a unos 3060 maestros de la Provincia, justo en medio de la discusión salarial del sector y donde se debaten los aumentos a los activos y los pasivos bonaerenses. La respuesta de los gremios docentes no se hizo esperar, y se presentó un pedido judicial para que se detenga esa jubilación obligatoria dictada por la Gobernadora.

El titular del Juzgado Contencioso Administrativo, José Terrier quien reemplaza a Luis Arias, exigió a la Provincia que suspenda las notificaciones a los docentes que pretende jubilar. En el fallo, el Terrier destaca que se “impide que la Dirección General de Cultura y Educación proceda a notificar sobre ceses de oficio 2018”, remarcaron desde Suteba,  y sostuvieron que Vidal “pretende condenar a la pobreza a 3060 Docentes de la provincia de Buenos Aires”.