La cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó la adhesión a la Ley nacional 27.350 que establece el uso medicina de la planta de cannabis y sus derivados. El Diputado provincial, Marcelo Torres, uno de los que presentaron el proyecto en la Legislatura, comentó que “el Estado tiene la obligación de dar cobertura, de crear un registro de usuarios y controlar la producción del aceite”.

En el mismo sentido, sostuvo que este fue un “paso muy importante” para el país y ahora lo es para la provincia. Remarcando que “hay que arrancar rápidamente con el auto cultivo”, generando “planes de producción y control de esas producciones”, para garantizar no sólo su calidad, sino su destino.

Torres explicó que para el auto cultivo es “necesario” que exista un “registro de usuarios y consumidores” en donde el Estado debe controlar e intervenir en “cantidad y calidad” del producto.

Consultado por la despenalización de la marihuana, el Diputado sostuvo “estar a favor” y destacó que “la penalización no ha servido de nada, no sólo en Argentina se debate en todo el mundo”. Agregando que “Ya son más de 20 países los que están usando medicinalmente el cannabis” y ejemplificó que en Chile “se vende en las farmacias el aceite y un laboratorio está produciendo un medicamento, porque hay un aceite de cannabis para distintas enfermedades”.

Consultado sobre la concientización sobre el tema, el legislador remarcó que aun “falta mucho, sobretodo informar, difundir las formas de conseguirlo, que médicos ver, como consultar y como comprarlo”, si bien este es un avance, afirmó que “nosotros estamos en una etapa muy inicial del uso”.