La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) puso en marcha un programa de beneficios impositivos para jubilados y pensionados de la provincia de Buenos Aires que podrán quedar exentos del pago del impuesto inmobiliario urbano.

De acuerdo con las normativas vigentes para este año, los jubilados y pensionados propietarios de una única vivienda, perteneciente a la planta urbana edificada, podrán tramitar la exención del Inmobiliario en los casos en que la valuación fiscal del inmueble no supere los 5 millones de pesos.

Para eso el organismo recaudador dispuso los nuevos requisitos para acceder al beneficio tributario e implementó los montos máximos necesarios de las propiedades para poder hacer el trámite, que debe iniciarse vía web con la clave de identificación tributaria (CIT) y luego se completa personalmente en la sede correspondiente de ARBA.

A través de un comunicado, las autoridades de ARBA explicaron que en aquellos casos que con anterioridad al ejercicio fiscal 2018 hubieran obtenido la exención y ahora la valuación de su inmueble supere los 5 millones de pesos seguirán teniendo el beneficio impositivo, siempre que la propiedad siga cumpliendo con las condiciones exigidas.

Además, el único ingreso de los beneficiarios deben ser los haberes previsionales, cuyos importes brutos en conjunto no superen mensualmente los 17 mil pesos, y en el caso de que la vivienda tenga una valuación fiscal menor a los 100 mil pesos el trámite finaliza vía web y no hace falta concurrir personalmente.