Escuchá la entrevista completa!

 

El economista Juan Valerdi analizó la situación económica actual: “después de ganar las elecciones el gobierno mostró la hilacha”, sostuvo.

En ese sentido comenzó “están haciendo todo el ajuste o gran parte del ajuste que no habían hecho antes para poder ganar las elecciones como es todo el tema tarifario, y al mismo tiempo las reformas que atacan el bolsillo de los trabajadores y los jubilados”.

Además opinó que “la Reforma Tributaria es algo raro” porque “si uno la lee por encima parece buena”, pero “cuando uno hace una reforma laboral y previsional para destruir capacidad adquisitiva de los trabajadores y de los jubilados tendría que hacer una reforma tributaria muy buena para compensar y eso no está ocurriendo”.

Para Valerdi, “es una estupidez pensar que la misma plata que le quita a los jubilados se la da a la provincia de Buenos Aires”, mientras que “los bonaerenses sabemos que (Alejandro)  Armendáriz los entregó en su momento y el nivel de coparticipación bajo de la provincia hizo que fuera inviable por muchos años y el fondo del Conurbano la hace medianamente viable y justo lo que recibe”.

Sin embargo, el gobierno “no hizo un ajuste de ahorro” sino que “está cambiando a quién le cobra y a quién no le cobra, como hizo en su momento que quitó las retenciones a las minerías y le cobró más impuestos a otros sectores”. Por lo tanto, “no está haciendo el ajuste para quitar el déficit fiscal y esto hace que sigamos endeudándonos”.

Aunque Pablo Tonelli y Nicolás Massot sostengan que “los jubilados van a perder plata pero no poder adquisitivo”, para el economista eso sólo es posible en “un país deflacionario como Japón, en Argentina es una estupidez lo que dijo: si vos perdés plata, perdés valores nominales, perdés poder adquisitivo también porque tenés inflación”.

Además “la inflación se les fue de las manos y no la pueden controlar,  a pesar de que Prat Gay dijo que la inflación es un problema del pasado, porque hubo justo un ajuste para abajo cuando la Corte les mandó para atrás los ajustes tarifarios, que ahora están aplicando”. Esto “va poner bastante caldeada la paritaria del año”, porque el gobierno pretende “presionar a la baja” y ofrecer un 10 por ciento, mientras que la inflación de este año termina cerca de los 20 puntos.

La inflación se debe a la concentración de productores en determinados sectores como alimentos y bebidas, “también energía que suben a toda maquina el aumento de tarifas con autorización del gobierno y porque sus ministros son parte de esas empresas o lo han sido”, a eso se le suma impuestos nominales como ingresos brutos o inmobiliarios.

En definitiva la inflación “es una puja” aunque ellos “dicen que es una corrección de precios relativos” pero en realidad es “todo contra el salario” que en términos reales está bajando y todos “los demás precios están ajustando para arriba”. En el medio “tenés el dólar planchado” como un ancla.

Para finalizar, Valerdi sostuvo “la macroeconomía en Argentina no cierra” por eso la famosa lluvia de inversiones no va a ocurrir “un dólar planchado, una inflación no contenida unas paritarias que tratan de quebrar al sindicalismo, una persecución a los medios, una cuestión social que no está resuelta y se está poniendo caldeada, viene un inversor y ve todo eso y dice: yo voy a esperar a que esto se acomode un poco”.