A pesar de que todas las reformas, decretos y políticas de los gobiernos de Cambiemos, se dirigen a mejorar la calidad económica de las grandes empresas y sus dueños, el intendente de General Rodríguez dió la nota presentando una demanda a la empresa de energía eléctrica Edenor.

El día lunes  8 de octubre, el Intendente Dario Kubar, se dirigió personalmente a entregar una demanda a Edenor, solicitando un  pedido de investigación e inspección para las facturas emitidas por la empresa prestadora del servicio eléctrico para que regularice el cobro “exagerado” que están padeciendo muchos vecinos de la ciudad.

Según un propio comunicado de prensa del municipio, el jefe comunal se acercó a la oficina comercial de Edenor en reclamo a varios errores en las mediciones de Kilowatts de muchos medidores, que permitieron que en algunos casos la facturación se triplique en relación a meses anteriores.

La presentación de Kubar, se debió a la acumulación  de denuncias realizadas por decenas de vecinos que se acercaron hasta el municipio con boletas en mano sumado a reclamos en la oficina de Defensa del consumidor.

La petición de revisión presentada por Kubar, se expide en función de que se revean las tarifas cobradas en función del consumo real de cada caso para que se proceda a su correcta facturación, que de no ser corregida, “infringe la normativa establecida en la ley del consumidor 24.240, en su art. 31”.

El Intendente Darío Kubar, por medio de la Dirección Municipal de Defensa del Consumidor a cargo de su Director Pablo Piccardo, dejó constancia de la demanda y recepción de las denuncias “como pruebas que serán utilizadas para que se haga justicia”.

Tal vez no sea tan tarde para que más de un político en gestión del arco oficialista empiece a percatarse del malestar social frente a una economía en recesión, y una política deliberada que protege a las empresas en desmedro del pueblo trabajador. No hay que hacer mucho humo, pero siempre por algo, se empieza.