Hoy hace un año que la Gobernadora María Eugenia Vidal visitaba a una familia platense que se inundó en el año 2013 y le prometía que a fin de año se iban a terminar por lo menos una parte de las obras hidráulicas de la ciudad. En enero de 2017 la mandataria había asegurado que todas las obras iban a estar terminadas antes de 2018.

Ninguna de las obras esta terminada, ni total ni parcialmente y nuevamente el gobierno de la provincia promete que “a fin de año” finalizan los trabajos.  Mientras tanto, con cada lluvia los platenses sufren anegamientos e inundaciones en toda al ciudad.

De hecho Vidal y su ministro de Infraestructura Roberto Gigante, ya ni siquiera se refieren al tema. Apenas los funcionarios de Cambiemos de la ciudad insisten con que el avance es notorio en las cuencas mas importantes.  Pero las Asambleas de inundados niegan los avances y aseguran que los trabajos están prácticamente paralizadas.