“Lo que hacemos es por los pibes”, dijo y no dio detalles del episodio porque la UFI Nº 5 de Moreno, responsable de recabar detalles, “está investigando”.

Casi 24 horas después de otro amedrentamiento al sector docente, esta vez por cocinarle comida a chicos que apenas comen un sándwich por día provisto por el Servicio Alimentario Escolar (SAE), Corina De Bonis dialogó con medios de comunicación y se la vio afligida y con una cicatriz en su rostro.

“Uno trata de tener entereza y fuerza. Somos docentes y nada más. Lo que hacemos, lo hacemos por los pibes. ¿Qué molesta una olla?”, dijo y agregó que recibió muchos mensajes de apoyo y de expresiones de repudio a lo que vivió el miércoles, cuando fue subida a un auto, reducida y torturada en su abdomen.

También podés ver: “Secuestraron y torturaron a una maestra de Moreno”

Destacó que “nunca nos pasó algo así, ni siquiera cuando recibíamos las amenazas de bomba cuando Moreno las recibía casi todos los días”. “No tenemos banderas políticas, no criticamos ni al gobierno actual ni al que se fue, y lo que hacemos lo hacemos por los pibes. Enemigos no tenemos o no lo sabemos, pero, efectivamente, a alguien le molesta”, agregó también.

En relación a la duración de la tortura que recibió, añadió que no fue por mucho tiempo y que fue en un trayecto corto. “Lo suficiente para asustar y mucho”, lanzó afligida.

También podés ver: “Mariana Cattaneo: “Estas bandas tienen los mismos principios que el gobierno””

La investigación por las torturas que recibió la docente del CEC 801 está a cargo de la Unidad Fiscal de Instrucción Nº 5 del departamento de Moreno.