Momentos de angustia e indignación se viven entre los estudiantes egresados del Instituto de Formación Profesional UPE de La Plata, debido a lo que aparenta ser una estafa masiva a varias promociones de alumnos a los que desde hace mas de 2 años les adeudan sus títulos profesionales a pesar de que completaron sus estudios.

El instituto se encuentra ubicado en calle 61 entre 5 y 6 de la capital provincial y desde su página web promociona cursos de Psicología Social, Acompañante Terapéutico, Operador Socioterapaútico y Arte Terapia, todas disciplinas de nivel terciario y rápida salida laboral, aunque también advierte que la inscripción a la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP) se encuentra en trámite.

El reclamo los vienen realizando alumnos que finalizaron en diciembre de 2016 el curso de acompañante terapéutico, y que hasta el momento se encuentran con absoluta incertidumbre por la falta de respuestas de parte de las autoridades del Instituto. Según explicaron, la directora Romina Rossotti y su secretaria Jésica Rossotti, “ya ni siquiera nos atienden el teléfono y cada vez que vamos personalmente a preguntar nos dicen que el título está en trámite y nos dan un certificado que ya sabemos que no sirve para nada en ningún lado”.

Algunos de los egresados llevaron el planteo a instancia judicial debido a que para continuar con sus estudios necesitan el título homologado, por lo que ya se tramitan en los juzgados platenses por los menos 3 amparos a favor de ex alumnos que corren riesgo de perder el año académico si no se regulariza la situación.

Lo cursos que se dictan en el UPE, tienen un costo mensual que ronda los $1300 y actualmente se encuentra abierta la incripción para el ciclo 2019, aunque por supuesto que entre los requisitos e información sobre cada una de las disciplinas nada se dice sobre el retraso sobre la tramitación de los titulos profesionales.

Actualmente hay por lo menos 40 estudiantes que reclaman el certificado de finalización de estudios sin respuestas y el caso amenaza con convertirse en un verdadero escándalo a nivel profesional en la ciudad de La Plata. Los estudiantes prefieren mantener sus nombre en reserva para evitar represalias por parte de las autoridades, pero adelantaron que concurrirán masivamente a la justicia si no hay novedades en las próximas semanas.