El próximo jueves el gobierno bonaerense recibirá a los gremios docentes para comenzar la discusión paritaria 2018, y aunque no hubo confirmación oficial de la oferta, en el ministerio de Economía aseguran que el objetivo es cerrar un acuerdo anual, sin cláusula gatillo y teniendo como parámetro la proyección inflacionaria que realiza el gobierno nacional.

El encuentro se realizará a partir de las 17 en la sede de la cartera económica y se espera una reunión tensa, atento que los trabajadores de educación ya adelantaron que van a rechazar cualquier planteo que fije un techo a la negociación y tampoco se mostraron dispuestos a debatir el presentismo.

Para el ejecutivo, la propuesta representará un cambio de estrategia en su relación con los sindicatos, porque mientras que el año pasado presionó durante prácticamente todo el año para que se aceptará la actualización trimestral como un mecanismo válido, este año quiere eliminarla para volver a un esquema de aumento anual.

Los docentes van a poner sobre la mesa los resultados del ejercicio 2017 en el que la inflación finalmente estuvo mas cerca del 25% que anticiparon ellos, que del 18% que pretendía alcanzar el gobierno, por lo que insistirán con números superiores a los de la meta inflacionaria que fija el Banco Central.