A pesar de los intentos del gobierno nacional, el intendente macrisita de Olavarría, Ezequiel Galli, recibió a representantes del Colegio de Farmacéuticos del distrito y les manifestó su apoyo a la lucha que llevan adelante para frenar el desembarco de Farmacity en la Provincia.

Según informaron desde el municipio, Galli se reunió con Jorge Alem y Alberto Gómez, representantes del Colegio de Farmacéuticos de Olavarría que “manifestaron su preocupación ante el posible desembarco de la cadena en la ciudad y en algunos municipios del territorio bonaerense y las implicancias que ello genera en el ámbito local”.

De acuerdo a la información brindada por el área de prensa, Galli “transmitió el apoyo y acompañamiento por parte de la Municipalidad del Partido de Olavarría, en el reclamo que se realiza en toda la Provincia de Buenos Aires al advertir el avasallamiento de la Ley Provincial de Farmacias” que pretende realizar la cadena comercial.

Farmacity recurrió a la Corte Suprema de Justicia para que declare inconstitucionales dos artículos de la ley 10.606 que regula la actividad farmacéutica en la Provincia. El objetivo de la empresa es instalarse en el territorio bonaerense como sociedad anónima, algo que la normativa vigente prohíbe.

Desde el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia manifestaron su repudio ante la maniobra de Farmacity y criticaron el modelo de “farmacia shopping” que pretende instalar. Denunciaron además el conflicto de intereses que involucra a Cambiemos al recordar que Mario Quintana, vicejefe de Gabinete de la Nación, fue accionista de la empresa.

A su vez, los farmacéuticos advirtieron que Carlos Rosenkrantz, actual miembro de la Corte Suprema, fue abogado de Farmacity en las instancias judiciales previas.