Para hablar un poco de historia y de lo que sucede actualmente de nuestros caballos criollos, Esos que fueron imprescindibles para las luchas de la independencia y que hoy son maltratados. Los caballos formaron parte de nuestros regimientos, que acompañaron a los hombres de la independencia y hoy no son recordados.

Esos caballos que forjaron en nuestros que los, se perdieron casi en la luchas de la independencias a partir de que se dejo de ver su necesidad empezaron a cruzarse con otras razas y casi se pierden totalmente a no ser por el esfuerzo que se hizo par a su recuperación.

Uno de ellos fuer Emilio Solanet quien junto con otras personas comenzó a criar estos caballos, o los que sobrevivieron salvajes en la Patagonia, o en Tandil, o en Sierra de la Ventana. Aquellos que fueron cazados y maltratados. Esos seres fieles, compañeros, que de alguna forma acompañaron a  nuestros hombres y que merecerían tener también su recordatorio todos los 9 de julio.

Esos caballos que forman parte actualmente de lo que mal llaman tradición que son maltratados en domas totalmente absurdas, en carreras cuadreras, que muchas veces son cazados, cuatreriados y que tiran de carros en las calles. Esos caballos que vos ves, también formaron parte de nuestra historia y como tales deberían ser respetados.

Hay muchas alternativas a lo que es la doma, hablemos de la doma india, la doma escalpati que rescata el afecto y el amor hacia un animal. Estas domas, comparables con otras no son en base a fiestas absurdas que son excusas para el maltrato animal. Queremos hoy recordarlos y tener en cuenta que esos seres son parte también  de nuestra comunidad.