Nuestra columna de hoy tiene que ver con los docentes, con la educación. La educación como forma de prevención, como manera de evitar los casos de maltrato y como, históricamente se ha abierto, para que se pueda trabajar de a poco y de forma incansable en pos de una ley contra el maltrato animal.

Este proyecto de ley fue presentado hace ya más de 6 años por la organización Educación contra el Maltrato Animal. Está en estado parlamentario en al legislatura provincial y aun no se ha tratado. Ha pasado por diputados, y recibido un freno violento desde la agrupación Cambiemos, y hoy es una ley que duerme en la legislatura.

La necesitamos porque la educación es la herramienta formidable para prevenir los casos de maltrato, porque desde la niñez podemos evitar y detectar muchísimos casos de maltrato.

La escuela, lugar privilegiado de comunicación dentro de la comunidad, hace lo que el estado no está haciendo que es de nexo privilegiado entre las personas.

¿Por qué no hablar de maltrato animal dentro de las escuelas y por qué se han puesto tantas trabas? ¿Tendrá que ver, con una cuestión presupuestaria? Aún parece absurdo, ya que se pide el tratamiento de un complemento, de una educación transversal a otras materias.

En el planeta se han realizado 10 alternativas que ya están en práctica. Entonces, ¿por qué sigue la necedad en la provincia de Buenos Aires? Aun no lo sabemos.

¿Será justamente algo más que tiene que ver con este desprecio por la educación, con este sinsentido, mirar para otro lado a la educación pública y no darle la importancia que tiene?

Es por lo menos para pensarlo, y más en un día como hoy. Un día para que la comunidad toda reflexione. Queremos pelear para que termine algo que se da sistemáticamente y tenemos las herramientas para terminarlo y no las usamos?

Imagínense 4 millones de personas que multipliquen la empatía y el amor a los animales, que son los 4 millones de estudiantes de la escuela pública.

Pero esto tiene que ir acompañado de todo lo que necesita la educación. A todos los que trabajan en educación los invitamos a ser parte.

Tengan un buen día todos los docentes, felíz todavía no es, pero esperamos que pronto lo sea.