A menos de 30 días de la fecha prevista para el recital en el Estadio José María Minella, los productores del evento muestran preocupación porque restan definir cuestiones de seguridad.

La del 7 de abril es la noche pautada para que concurran más de 40 mil personas a ver a la legendaria banda de rock nacional. El productor del show, Pablo Baldini, confirmó que no se suspenderá, pero que seguirán insistiendo para que la seguridad esté garantizada.

El productor y la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET – Teatro y Música), transmitieron su incertidumbre porque desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires no confirmaron si prestarán los efectivos necesarios para resguardar la integridad física de los concurrentes.

En un comunicado firmado por la AADET, le piden a la gobernadora María Eugenia Vidal que le solicitan “una audiencia de carácter urgente a fin de que adopte los medios necesarios para vehiculizar la realización de este evento de gran envergadura”. Una copia también fue enviada al Ministro de Seguridad Cristian Ritondo, que en los próximos días deberá contestar si aprueba o no el operativo que debería afectar unos 400 efectivos policiales.

“Es un signo claro de censura, los integrantes de La Renga a través de sus músicos están muy molestos por la decisión y lo tomaron como otro caso de censura, porque miles de jóvenes quedan estigmatizados nuevamente con el rock”, aseguró la productora del evento en Twitter por las dudas que genera la organización del operativo.

Cabe destacar que la banda ya tocó en Mar del Plata en diciembre de 2015, cuando la autorización la había dado la gestión provincial anterior. A pesar de que la fecha del espectáculo coincidió con las primeras 48 horas de la nueva gestión, el show no tuvo incidentes, heridos, ni detenidos. En las próximas horas del martes, Baldini se reunirá con el intendente de la ciudad, Daniel Arroyo, para buscar una salida en conjunto.