La iniciativa fue presentada en la Escuela N° 10 de Berisso y cuenta con el apoyo del Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (NNyA) de la Defensoría, a cargo de Walter Martello. Los alumnas y alumnos del establecimiento podrán plantear sus propias inquietudes e iniciativas relacionadas a la convivencia escolar.

El programa se viene desarrollando con muy buenos resultados en la Ciudad de Buenos Aires, en Rosario y en más de 50 localidades del país. A partir de la creación de consejos de Niños y Niñas,  se pusieron en marcha programas como “A la Escuela Vamos solos” y “Escuelas Seguras – Senderos Seguros”. Se trata de propuestas educativas de autonomía infantil y participación comunitaria en temas de la seguridad, que al mismo tiempo buscan afianzar los lazos de convivencia y solidaridad en el barrio. Las iniciativas tuvieron como resultado una disminución de más del 50% de los delitos en las zonas de aplicación en la Ciudad de Buenos Aires.  Otro de los programas es “Siéntate y siéntete parte del juego”, que tiene lugar en Rosario, el cual consiste en la presencia pasiva de dos padres tomando mate por cuadra mientras los alumnos y alumnas se trasladan desde o hacia la escuela.

“Hemos tenido una muy buena reunión con docentes y autoridades de la Escuela 10, que nos abrieron las puertas. Coincidimos en que esta iniciativa puede ser un aporte para afianzar la democratización del espacio escolar, generando un ámbito donde alumnas y alumnos puedan ser escuchados y, a su vez, sus aportes puedan ser tenidos en cuenta para mejorar la convivencia escolar. También buscaremos que los niños y niñas puedan interactuar y compartir experiencias con alumnas y alumnos de otras instituciones que forman parte de esta red a lo largo y ancho del país”, explicó Martello, Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires.

Durante el encuentro, que se desarrolló en las instalaciones del establecimiento educativo ubicado en la zona de Los Talas, participaron: Laura Luchetti y Alejandra Castellani, directora y secretaria de la Escuela Primaria N° 10 respectivamente; Mercedes Torbidoni; integrante del Observatorio de Derechos de NNyA de la Defensoría del Pueblo bonaerense; Esteban Bais, jefe distrital de Educación Pública; Beatriz López, inspectora de Primaria; Graciela Fontana, directora del Instituto de Derechos del Niño del Colegio de Abogados de La Plata; Ezequiel Santillán, coordinador terapeútico y Saira Villalobos; colaboradora distrital.

El proyecto “Consejo de niños y niñas” es un espacio de participación y construcción democrático, inspirado en las ideas y experiencias del pedagogo Italiano Francesco Tonucci, que posibilita operativizar, propiciar y desarrollar los derechos de la infancia y adolescencia establecidos por la Convención de los Derechos de NNyA. Esta Convención, que tiene jerarquía constitucional en la Argentina, reconoce a la infancia como un colectivo social que debe contar con un espacio propio.

En sus artículos 12 y 13, establece y consagra los derechos del niño a formarse su propio juicio y expresar libremente su opinión en todos los asuntos que les afecten, así como buscar información, recibir y difundir ideas de todo tipo, con las restricciones que supone respetar los derechos o reputación de los demás y proteger la seguridad nacional, el orden público y la salud o moral públicas. Además el artículo 15 garantiza el derecho de los niños a asociarse libremente y celebrar reuniones pacíficas.