“Hay que tener un plazo normativo, donde el vecino pueda salir de la impotencia y que sienta que el estado lo respalda en cuestiones municipales”, explicitó Oscar Negrelli, jefe de gabinete de la municipalidad La Plata, en comunicación con Radio La Plata (90.9).

Para el gobierno municipal el código de convivencia que aún se está gestando como proyecto, es una nueva definición conceptual para discutir de qué manera deben convivir los platenses. “Se han incorporado una serie de conceptos y nuevos paradigmas que se reflejan en una nueva convivencia de los platenses, que tiene que ver con la ecología, el trato hacia los animales, los derechos y empoderamiento de las mujeres”, explicó Negrelli.

El ante proyecto presentado por el bloque de Cambiemos, aunque plantea sus preceptos principales, está abierto a debate para que, como destacó el jefe de gabinete, pueda ser enriquecido a partir de nuevas ideas. La idea principal es poder consensuar incluso los métodos de  resarcimiento frente a alguna acción indebida que se encuentre en el código, y no que las tarifas estén completamente fijadas.

“La idea es consensuar estas cuestiones, sobre todo por la situación particular que estamos viviendo en el país en términos económicos; entonces sería una torpeza de cualquier gestión exigirle a los ciudadanos cosas que están por fuera de su capacidad”, distinguió Negrelli, quien propone impulsar lineas crediticias para que lo ciudadanos, por ejemplo, puedan acceder arreglar en determinado tiempo sus veredas.

A pesar de los chistes y varios comentarios en contra de muchos de los puntos estratégicos de este ante proyecto de convivencia, Negrelli puntualizó que lo que se busca no es prohibir la limpieza del auto propio en una vereda, o obligar el silencio de los perros a partir de cierto horario, porque sería imposible; sino de intentar sopesar “la impotencia de muchos vecinos frente a varias cosas que ocurren, entonces esa impotencia uno lo puede trasladar a soluciones”.

“Está claro que en esta opción estatal hay una opción clara para frenar conductas invasivas, salir de la sensación de impotencia de ciudadano”, sostuvo el jefe de gabinete y confirmó que lo importante es que los ciudadanos sientan que el estado lo respalda y acompaña en cuestiones municipales.

“En el caso municipal la invitación es que todos hagamos el proceso de pasar de vecinos a ciudadanos y reclamar y cumplir nuestros derechos como ciudadanos”, concluyó Negrelli.