El comedor Todos por Nuestros Niños, ubicado en 11 e/93 y 94, cerrará sus puertas mañana debido al desalojo del terreno solicitado por el dueño del predio. Las 240 personas que asisten al comedor, desde mañana dejarán de tener la contención y las 4 comidas que les ofrece el lugar.

Victoria Merele, creadora y organizadora del comedor, relató a Radio La Plata (90.9) que cuando comenzaron con el lugar hace dos años, sólo tenía 27 niños que asistían a comer al establecimiento que hoy es el insumo de comida principal para 240 personas, entre los que hay 227 niños y 12 abuelos.

“Estamos en un momento muy difícil. Tenemos que entregar el comedor mañana”, explicó Victoria y prosiguió: “no se que hacer porque la mayoría de ellos depende de este comedor”.

La respuesta por parte del municipio se está haciendo esperar y la necesidad es urgente. El comedor requiere un nuevo lugar para poder continuar con las actividades como clases de apoyo, y taller de huerta, y con la entrega de alimento.

“La parroquia que corresponde a esta sección es de la Santa Cruz, el Padre Juan Ferri me dijo que iba a ver que podía hacer pero no he recibido mucha solidaridad”, dijo resignada Victoria.

“Te juro que no pensé que en algún momento esto me iba a pasar, (…) teníamos muchos proyectos con los pibes del barrio, como hacer una fábrica de calentadores solares, la idea nunca fue solamente darles de comer sino generar más cosas”, contó con tristeza la emprendedora.

Lo más importante en este momento para este Comedor, es conseguir un lote o un terreno para poder “levantar algo, entonces en vez de estar en la calle, los pibes, estaban en el comedor todo el día; comiendo, trabajando, estudiando, y ahora me pasa esto y estoy preocupada porque son chiquitos que están descuidados en todos los sentidos”, concluyó entre lágrimas Victoria.