La Municipalidad de Azul informó que la ciudad fue declarada en emergencia por sequía por la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuaria (Cedaba). Esta medida que alcanza a un total de 27 comunas bonaerenses permiten beneficios impositivos para campos con más del 50 por ciento de afectación como prórrogas en el pago de impuestos como el Inmobiliario Rural y reprogramación de obligaciones con el Banco Provincia.

Esta disposición se basa en el acta elaborada en el marco de la Comisión Local de Emergencia y/o Desastre Agropecuario del partido de Azul que fue entregada, días pasados, por el intendente Hernán Bertellys al ministro de Agroindustria de la Provincia Leonardo Sarquís donde se informa la difícil situación que atraviesan varios sectores del Partido.

La Cedaba está integrada por representantes del Estado y las entidades del sector agropecuario a nivel provincial y su función es analizar la documentación correspondiente en cada solicitud para resolver las declaraciones de emergencia agropecuaria.