Dirigentes kirchneristas, massistas y randazzistas se reunieron en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y coincidieron en que “el adversario está afuera” y hay que construir la “unidad” del peronismo para 2019.

Al respecto, uno de los dirigentes presentes el exjefe de Gabinete, Alberto Fernández  deslizó que “los siete dirigentes que fuimos somos amigos de muchos años. Siempre con una mirada común, aunque en veredas distintas”.

“No es una cumbre es una reunión de dirigente del peronismo, y si seguimos separados no vamos a poder representar a la gente” detalló en diálogo con Radio Provincia.

En este sentido, indicó: “queremos ser una alternativa para el 2019”.

El dirigente volvió a coquetear con la ex Presidenta y señaló que “hablé con Cristina en diciembre y no podemos prescindir de sus votos, sin Cristina no se puede y no alcanza”.

“Me llamó la atención el revuelo que armo mi reunión con Cristina, no podemos hablar entre nosotros, por eso no viene el Papa Francisco”.

Para concluir subrayó Fernández que “estamos trabajando con un fin electoral” y agregó que “en el 2017 cada uno hizo lo que quiso y todos perdimos. Estamos buscando un presidente, estamos seguros que podemos”.